Consejos para elegir un nombre de dominio

Consejos para elegir un nombre de dominio

La elección de un nombre de dominio puede parecer una tarea sencilla, pero hay que tener en cuenta una serie de puntos para que sea eficaz.

Puedes pensar que si tienes una buena página web y un negocio de calidad, la gente va a visitar tu sitio sin importar el nombre del dominio, ¿verdad? Bueno, pues no es exactamente así. El nombre de dominio también es un elemento clave en una web. Por lo tanto, es muy importante elegir uno que sea adecuado para tu negocio.

¿Qué es un dominio?

El nombre de dominio es en cierto modo la parte visible de una página web.

Cada dispositivo conectado a Internet tiene una dirección IP que consiste en una serie de números que la identifican. Para mayor comodidad y facilidad de uso, se decidió dar a cada dirección IP un nombre diferente: el nombre de dominio.

La correspondencia entre el nombre de dominio y la dirección IP está garantizada por un servidor DNS (Domain Name System).

De esta manera, cuando se introduce la dirección de un sitio (del tipo: www.google.es) en el navegador de Internet, el servidor DNS busca la dirección IP a la que corresponde el nombre, encuentra su ubicación en la red y comunica la información.

El nombre de dominio se utiliza para todos los servicios relacionados con Internet: alojamiento de sitios web, direcciones de correo electrónico, etc.

Estructura de un nombre de dominio

Un nombre de dominio se compone de :

  • Un nombre (compuesto por un conjunto de caracteres alfanuméricos).
  • Un sufijo (.com, .es, .net, .org…).

Su estructura es jerárquica y permite la definición de subdominios.

El nombre suele corresponder al nombre de una marca, una empresa, una asociación, una persona. Puede consistir en una secuencia de caracteres (de la A a la Z y del 0 al 9) y un guión.

La elección del nombre de dominio es generalmente libre… ¡en la medida en que no exista ya! Esta es la famosa regla del «primero en llegar, primero en ser atendido».

El sufijo, que también se denomina generalmente la extensión del nombre de dominio, corresponde a la clasificación del dominio. Existen varias «categorías» de extensiones, según su origen geográfico (.fr, .es, .it, .us…) o su actividad (.com para los comerciales, .org para los sin ánimo de lucro…).

¿Por qué es tan importante un nombre de dominio?

Te voy a dar sólo algunas de las muchas razones por las que un nombre de dominio es tan importante.

  • Es la primera impresión. Tu URL es lo primero que verán tus visitantes. Un buen nombre de dominio puede dar una impresión positiva y duradera, mientras que un mal nombre de dominio puede hacer que los visitantes huyan.
  • También afecta a tu SEO. Aunque no es imprescindible que los dominios sean de coincidencia exacta (EMD), las palabras clave en tu nombre de dominio pueden ayudar al posicionamiento SEO.
  • Define tu marca. Tu nombre de dominio es una oportunidad para aumentar el reconocimiento de la marca.

Cómo elegir el mejor nombre de dominio

¿Qué nombre de dominio elegir para mi negocio? Toma nota, no es tan difícil como parece, sólo necesitas conocer algunos consejos:

Usa la extensión correcta para tu nombre de dominio (.com, .org, .net)

Al decidir la extensión de tu dominio, puedes estar seguro de una cosa: .com sigue siendo la más reconocida. El 43% de todos los dominios tienen esta extensión. ¿Por qué? Bueno, es la más familiar y fácil de recordar.

Aunque hay mucho páginas web que funcionan muy bien con .net y .org, la apuesta más segura y lo que probablemente funcionará mejor es una extensión .com. Si el nombre que tienes pensado ya se utiliza con esta extensión, entonces valora opciones genéricas como .net, .info, .pro o .org.

Nombre de dominio con la marca o genérico

Los dominios creativos y de marca siempre son mejores que los genéricos. Tu nombre de dominio es la forma en que los visitantes pueden encontrar, recordar y compartir tu empresa en internet. Es la base de tu marca. La principal diferencia entre un nombre de dominio de marca y uno genérico es que el primero es único y se destaca de la competencia, mientras que uno genérico está generalmente compuesto de palabras claves y no crea imagen de marca.

Por contra, los dominios que se basan en palabras definen claramente qué contenido ofrecemos. Esta opción va a posicionar más rápidamente pero no es tan convincente como usar tu marca en el nombre de dominio.

Elige un nombre de dominio corto

En general, cuando se trata de la longitud de tu dominio, es mejor que sea corto. La longitud más común del nombre es como máximo de unos 12 caracteres. Apunta a 6-14 caracteres y recuerda: cuanto más corto, mejor. Así será más fácil de escribir y recordar en la memoria de un usuario que te descubre por primera vez.

Asegúrate de que es fácil de escribir.

Tus visitantes deberían poder escribir tu nombre de dominio sin ningún problema. Si tienes que explicar la ortografía más de una vez para que se entienda, es que es demasiado difícil.

Lo último que quieres es que los visitantes potenciales escriban mal tu nombre de dominio y terminen en otro sitio web. Para esto hay una forma fácil de comprobarlo, hablale a varias personas sobre tu nombre de dominio y pídeles que lo escriban. Si les cuesta escribirlo, hay que simplificarlo.

Asegúrate de que es fácil de pronunciar

Piensa en algunos de los sitios web más famosos del mundo. ¿Qué te viene a la mente? Google, Twitter, Instagram, Yahoo, CNN… Una gran cosa que tienen en común es que son fáciles de pronunciar. Esto facilita a los visitantes compartir el nombre de dominio de boca en boca y compartir el sitio con amigos y clientes potenciales.

Escribe tu nombre de dominio en un papel y pide a 10 personas que lo pronuncien. Si varias personas tienen problemas para pronunciarlo, debes simplificarlo. Ten esto en cuenta al elegir un nombre de dominio.

Así que si quieres que tu nombre de dominio sea fácilmente transmitido de boca en boca, la única manera de hacerlo posible es que sea fácil de pronunciar

Evita los guiones y los números

Recuerda que tu nombre de dominio debe ser fácil de pronunciar. Los guiones y los números lo hacen más difícil. Imagínate explicando Facebook si tuvieras un guión… «¿Has visto esta nueva página web, FaceBook? Por cierto, tiene guión…»

Cuando le digas a alguien el nombre del dominio, tendrás que especificar si es guion alto o bajo, lo que complica su comunicación.

Considera el uso de palabras clave

Como ya vimos antes, lo ideal es usar tu marca en el dominio. No obstante si te decides a usar palabras clave para ayudarte a mejorar el SEO, puedes intentar hacer una mezcla, introduciendo esta al principio de tu dominio y a continuación tu marca. De esta forma estas definiendo claramente qué contenido ofreces (palabra clave) a la vez que potencias tu marca frente a competidores.

Piensa a largo plazo

¿Estás listo para casarte con tu dominio? Deberías de estarlo, porque será uno de los elementos más importantes que definirá tu negocio y tu marca durante años. Si decides cambiar tu dominio en el futuro, te costará mucho mantener el posicionamiento SEO.

Si crees que existe la posibilidad de extenderte a otros servicios en el futuro, sería conveniente reconsiderar tu nombre de dominio. No te limites a un nicho específico si crees que puedes expandirte fuera de este. Así que cuando elijas tu dominio, piensa a largo plazo.

Comprueba si está registrado.

Antes de seguir adelante con un nombre de dominio específico, comprueba si está disponible en las redes sociales o si ya hay marcas registradas con él.

Para construir tu marca, es ideal tener el mismo nombre en tu dominio y en las redes sociales. Esto aumenta la familiaridad y hace más fácil para los visitantes, fans y clientes encontrarte en internet. Y para evitar problemas legales, mantente alejado de los nombres que ya están registrados por otras marcas.

¿Cómo puedo verificar rápidamente si mi nombre de dominio está disponible en las redes sociales? Es bastante fácil con herramientas como Knowem que busca tu nombre de dominio y te muestra si está disponible en más de 25 redes sociales populares y si hay marcas ya registradas bajo ese mismo nombre.

Usa los Generadores de Nombres de Dominio cuando estés bloqueado

En este punto, debes tener al menos una idea general de algunas posibles palabras para tu dominio. Es posible que algunas de estas palabras ya hayan sido tomadas, registradas o simplemente no te «suenan» bien.

Aquí es donde entran los generadores de nombres de dominio. Estos generadores pueden convertir tus ideas en nuevos y disponibles dominios. No dudes en usar algunos de ellos, como el de GoDaddy o el de Domain Scope.

Conclusión

Con todo lo que te explicado, has podido comprobar lo importante que es una buena elección y los pasos que tienes que dar para hacerlo bien. Espero que te hayan servido estas recomendaciones para elegir un nombre de dominio y tengas más claro el camino a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *